Sales de Schüssler

SALES DE SCHÜSSLER

Las sales de Schüssler es un método terapéutico natural, desarrollado por el doctor Wilhelm Heinrich Schüssler y basado en el uso de 12 sales minerales utilizadas con el fin de estimular o restaurar las funciones corporales y de corregir trastornos del organismo. Estas sales, que necesita nuestro cuerpo para funcionar, se encuentran en nuestro organismo de forma natural y se ingieren cada día a través de la alimentación.

Estas son las 12 sales de Schüssler:

1 Calcium Fluoratum

Esta sal se encarga de dar elasticidad al tejido celular. Se utiliza para pieles con alteraciones, como heridas, cicatrices, arrugas o varices.

2 Calcium Phosphoricum

Tiene incidencia en los huesos. Ayuda al crecimiento óseo, a la coagulación de la sangre y mejora el intercambio de nutrientes al permeabilizar la membrana celular.

3 Ferrum Phosphoricum

Sal muy indicada si se sufre alguna lesión o alguna inflamación. Mejora la absorción del oxígeno y del hierro, además de regular la circulación sanguínea.

4 Kalium Chloratum

Regula los niveles de sodio del organismo y es útil en el tratamiento de heridas, inflamaciones o mucosas. Es muy efectiva contra las flemas o la aparición de abundante mucosa.

5 Kalium Phosphoricum

Revitaliza el cuerpo y el cerebro de la actividad física y mental. Esto permite una mejora en el funcionamiento de los músculos, más rapidez en los procesos de cicatrización y una optimización de la transmisión de impulsos nerviosos.

6 Kalium Sulfuricum

Es indispensable si lo que se busca es depurar el organismo, porque limpia el hígado. La ingesta de este tipo de sal ayuda a reducir las inflamaciones crónicas y las alteraciones de la piel.

7 Magnesium Phosporicum

Calmante natural de dolores de todo tipo, especialmente de dolores musculares, calambres o migrañas. Entre sus principales efectos encontramos la remisión de calambre.

8 Natrium Chloratum

Estimula el metabolismo, especialmente el llamado metabolismo líquido, aquel que se encarga de digerir la comida con los flujos gástricos.

9 Natrium Phosphoricum

También actúa en el metabolismo, pero esta vez reduciendo los niveles de ácidos del cuerpo, algo muy útil para los dolores digestivos o la gota.

10 Natrium Sulfuricum

Esta sal también sirve para la desintoxicación del organismo. Purifica órganos como los riñones, el páncreas o el intestino, lo que la hace muy útil para paliar problemas de estreñimiento, diarrea, cólicos, o reuma.

11 Silicea

Esta sal interviene directamente en los cartílagos, tendones y huesos como ayudante en la creación de colágeno, principal componente de los materiales de cosmética. Usa esta sal en el caso en el que tengas problemas de arterias, arrugas, callos y uñas.

12 Calcium Sulfuricum

Realiza el drenaje de lo que conocemos como pus. Ayuda, por lo tanto en la supuración de heridas y a reducir problemas de bronquitis u otros.